Batch Cooking: la forma de cocinar para ahorrar tiempo, dinero y perder peso

Es probable que en más de una ocasión te hayas visto reflejado en esta situación: llegas tarde a casa, estás cansado y es la hora de la comida. ¿Te pones a cocinar para ti solo? No, que pereza… mejor coges cualquier cosa del frigorífico y sales del paso. Eso si no has parado antes por el camino en algún restaurante de comida rápida.

Ok, igual no vives sólo, pero trabajas y quieres que tu familia coma saludable, así que te levantas todos los días a las 6 o te acuestas tarde para dejar listo el almuerzo.

Quizás tu caso sea más sencillo y simplemente tienes la costumbre de ir casi todos los días al supermercado, quitándote tiempo así de hacer otras actividades. ¿Y si pudieras dedicar ese rato a pasear, correr o a cuidarte?

Si alguna vez te has encontrado en estas situaciones, y la preparación de la comida y la cena diarias se han convertido en un auténtico suplicio, entonces debes empezar a practicar el batch cooking.

Espera Sandra, ¿el batch que…? 

Batch cooking significa cocinar por lotes. Se trata del método de cocina por el que dedicas varias horas a preparar lo que se será el menú de la próxima semana. No se trata de meter en un tupper la comida sobrante para aprovecharla otro día, sino de un verdadero sistema de organización del menú semanal con el que se ahorran grandes cantidades de dinero y de tiempo. Además este sistema permite comer mejor y facilita excluir de la compra alimentos innecesarios o poco saludables.

Existen varias formas de realizar batch cooking:

-En primer lugar puedes preparar los platos completos, cocinarlos y después congelarlos. Esta es la primera idea que nos viene a la cabeza cuando pensamos en preparar comidas para más de un día. Ya que cocinamos los platos, la preparación nos va a llevar algunos minutos más, pero ahorraremos ese tiempo cada día ya que a la hora de comer o cenar, sólo tenemos que calentar la comida.

-La segunda forma es, una vez planificado el menú de la semana, dividir los alimentos en lotes y congelarlos (cocinados o sin cocinar). Por ejemplo, por un lado envasar las verduras limpias y troceadas; por otro lado la carne o el pescado limpio y fileteado, etc…

-El tercer método es similar al primero, pero en este caso la congelación se produce sin que los alimentos se hayan cocinado. Al no contener todavía salsas o caldos, puedes ahorrar mucho espacio, ya que puedes almacenarlos en bolsas de congelación en vez de en tuppers.

Como ves, este sistema de cocina no consiste en aprovechar lo que sobra, sino en diseñar el menú de los días posteriores, organizarlo en casa (cocinado o no) y tenerlo disponible en nuestro frigorífico y congelador.

No hay un mejor o peor momento para la preparación del menú, sino que la mejor hora para cocinar mediante batch cooking, es la que funcione mejor para ti: puede ser la tarde del domingo, o uno de los días entre semana mientras los niños (si los tienes) están en alguna actividad.

Batch cooking para ahorrar dinero

El batch cookig puede hacer ahorra a una familia de cuatro miembros hasta 130€ euros al mes. ¿Cómo es posible? 

Piensa que cuando vas a cocinar para una semana, necesitas comprar comida en cantidad. Esto te permite beneficiarte de ofertas en el supermercado como 2×1, segunda unidad al 50% o comprar productos en envases ahorro más grandes, que suelen ser más económicos que los envases pequeños. Por otro lado, el desperdicio de comida es menor ya que el menú está planificado y prácticamente todo lo que entre en casa va a cocinarse y refrigerarse. Cuántas veces no te encuentras comida caducada en algún rincón del frigorífico….

Aun hay más: al disminuir las veces que vas al supermercado, reduces la compra de productos innecesarios. ¿Verdad que cuando vas al super, siempre acabas trayendo más de lo que tenías pensado? Por mucho que vayas a comprar solo lo justo para hacer una sopa o unas hamburguesas para cenar, siempre viene algo de más en la bolsa. Si reduces las visitas al supermercado, también reduces el gasto en algunos de los productos que acaban en el carrito (que además en muchas ocasiones son poco saludables).

Por último, si sabes que en casa te está esperando una cena deliciosa ya preparada, es menos probable que se te ocurra pasar por un restaurante de comida rápida y realizar ese gasto extra.

Ahorra tiempo cocinando en lote

Es increible la cantidad de tiempo que puedes ahorrar cocinando en grandes cantidades. Piensa en todo el proceso de sacar y fregar sartenes u ollas varias veces al dia. Pelar, partir, freir, asar alimentos…Imagínate llegar a casa y sólo tener que encender la vitro para comer un delicioso guiso.

Puedes pensar que vas a necesitar un día entero para preparar la comida de una semana pero en el peor de los casos hablamos sólo de algunas horas. Ten en cuenta que no tienes que hacer 10 comidas y cenas distintas. Cuando preparas una sopa puedes comerla el lunes y dejar el resto congelado para cenar el viernes. O si haces una sartén grande con sofrito de verduras, puedes destinarlo a comidas distintas como por ejemplo a la salsa de una pasta, a un arroz o para una lasaña.

Es probable que no hayas sacado nunca la picadora de verduras para picar una cebolla, un pimiento y dos o tres zanahorias, que es lo que puedes necesitar para preparar una comida. Sin embargo, si tienes que picar muchas piezas para varios almuerzos, entonces sí que la rescatas del armario y en 10 minutos tienes la base del sofrito de muchas comidas. Si tienes un robot de cocina, imagínate además todo lo que puedes cocinar a la vez que usas la vitro.

Es una forma fantástica de ganar tiempo también al tener que ir al supermercado solamente una vez a la semana en vez de tres o cuatro.

El batch cooking puede ser una opción ideal si se presenta una temporada complicada. Imagínate el tiempo y energías que puedes ahorrar cuando tienes un bebé y te faltan horas del día.

Pierde peso y come mejor con el batch cooking

Las dietas exprés son una forma de perder peso en poco tiempo…y de ganarlo igual de rápido que lo has perdido. Lo que realmente te va a ayudar a adelgazar y a mantener ese logro en el tiempo, es tomar de forma responsable el control de tu menú.

El batch cooking precisa de la planificación de las comidas, por lo que te ayuda a controlar las calorías que vas a consumir cada día, además de reducir las probabilidades de visitar restaurantes de comida rápida.

Este sistema, disminuye también los viajes al supermercado. De esta forma eliminamos la tentación de comprar los alimentos poco saludables que suelen acabar en nuestra cesta, especialmente si vamos a comprar con hambre.

Aun hay más. Cada vez que cocinamos acabamos picando. Da igual si se trata de lo que estamos preparando o de algo que hemos visto en el frigorífico mientras buscábamos otro alimento. El caso es que si picamos como mucho una vez a la semana en vez de dos veces al día, reduciremos drásticamente la ingesta de calorías.

No veo mejor estrategia que el batch cooking para controlar tu dieta. Si a esto añades un poco de ejercicio físico durante el tiempo que ahorras con este sistema de cocina, entonces tienes la receta perfecta para el éxito.

Otros beneficios

Además de todo lo anterior, otros beneficios de este método de cocina tienen que ver con liberarte de parte del estrés que supone pensar qué cocinar cada día. No es lo mismo dedicar 10 minutos un día para organizar un menú semanal (y olvidarse), que tener que hacerlo 7 días a la semana.

Por otro lado (y aunque parezca una tontería), la cocina se ensucia menos si tu cena o comida ya están preparadas y lo único que hay que hacer es calentarlas. Ni qué decir tiene que dedicar menos tiempo a limpiar la cocina, supone también una ganancia de bienestar y tiempo que puedes dedicar a otra cosa.

Este método de cocina posibilita también que puedas innovar e introducir nuevas recetas a tus menús. Cuando llegas a casa a las tres de la tarde, es probable que no te apetezca experimentar con las recetas por si algo sale mal. Sin embargo, una vez que tienes muchas verduras o carne ya troceadas, ¿por qué no probar a elaborar un plato con una nueva salsa? Nadie se va a quedar ese día sin comer si la cosa no funciona… 

Si tienes hijos, y dedicas unas horas el fin de semana al batch cooking, puede resultar interesante implicarlos en el proceso. Dependiendo de su edad, pueden entretenerse limpiando o troceando verduritas o introduciendo la comida en las distintas bolsas de congelación y escribiendo a qué día de la semana corresponden. Es una forma de que estén entretenidos y aprendan a tomar conciencia de los alimentos o de las tareas de la casa. 

Seas hombre o mujer, si generalmente eres tú quien cocina y tu pareja no se implica durante la semana, no habrá excusa para que no participe si preparas la comida cuando ambos tenéis tiempo libre. Puede que no sepa preparar unas lentejas, pero para lavar y partir judías no hay que ser un crack, así que con el batch cooking no hay excusa que valga para no arrimar el hombro…

Llegados a este punto, es posible que te estés preguntando si con eso de descongelar la comida o cocinarla con antelación vas a comer poco saludable. En realidad, refrigerar o congelar la comida no cambia su valor nutricional. Es probable que la textura no sea la misma que la de la comida recién hecha, pero si hay algo en lo que coinciden las personas que cocinan de esta forma, es que comen mucho mejor que antes. Ten en cuenta que el batch cooking te va permitir comer y cenar saludable siete días a la semana.

Por cierto, si te preocupa lo de la comida congelada, piensa en todo lo que tienes ya en tu congelador: probablemente croquetas, san jacobos, empanadillas…¿y si en vez de comprarlos precocinados en el supermercado los prepararas tú? Otra razón para demostrarte que no hay excusa para comer aun más sano.

Además, cocinar en lotes no quiere decir comer sólo descongelado. Para empezar, no todo lo que preparas va al congelador. Hay muchos alimentos que se conservan perfectamente en el frigorífico varios días si los envasas correctamente. Y no te olvides de que siempre hay tiempo para preparar una ensalada fresca que acompañe tus platos.

Como ves todo son beneficios si decides cocinar con este método. Si estás falto de inspiración, hay en el mercado numerosos libros o webs de recetas especializadas en batch cooking, por lo que no hay excusa.

Anímate y comparte con nosotros tu experiencia: ¿practicas ya batch cooking? Si es así, ¿cuáles son los platos que preparas con mayor frecuencia y qué momento de la semana dedicas a organizarlo todo?

Promociones destacadas

  • Maquillalia: 3x2 coloretes, iluminadores y bronceadores. Código: FACEPROMO. Hasta 09/12 13:00h.
  • Feelunique: 3x2 en miles de productos. Hasta 22/12. Hasta 30% en productos seleccionados Hasta 06/12. 

Algunos artículos de este blog contienen enlaces afiliados.

Dejar comentario

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre

Lo más leído de la semana

Artículos Relacionados

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies