La fragancia en los cosméticos: ¿debes evitarla?

Levanta la mano si tu también disfrutas con ese olor suave y agradable de tu crema de noche. *todas las manos levantadas*

Es tu momento y tu hidratante te transporta a un relajante campo de lavandas…

Pues traigo malas noticias. Las fragancias, no sólo las sintéticas sino también las naturales, son agentes irritantes y alérgenos que potencian la sensibilidad de nuestra piel causando irritaciones, eczemas…Aun así, es increíble observar cómo la inmensa mayoría de los cosméticos incluyen estos componentes entre sus ingredientes.

Las casas de cosméticos saben que los consumidores compramos también con la nariz. Es una de sus tácticas de venta y fidelización: cada marca elige una fragancia distintiva que haga especial su producto y mejore nuestra experiencia al usarlo.

Como vemos el perfume es una de la estrategias de venta de algunas casas, pero ésta no es la única razón por la que la industria los coloca ahí. Muchos ingredientes cosméticos (ej: activos) no son agradables al olfato. La idea es que utilices el producto de forma regular para que tenga tiempo suficiente para producir efectos. Si tiene un olor desagradable es más probable que seas reacio a usarlo cada día. Sin embargo también es cierto que en algunos casos este problema puede solventarse usando distintos ingredientes o reformando el producto.

Ahí no queda la cosa, ¿estás tardando mucho en gastar este tarrito de crema de ingredientes naturales que te regalaron por tu cumpleaños? No hay problema, un perfume agradable enmascara el posible deterioro del producto sin que tú lo aprecies en absoluto. 

Se considera que los niveles permitidos de una fragancia alergéna en un producto cosmético (0,01%), deberían ser tolerables para la mayoría de los consumidores con alergia de contacto a dicha fragancia. Sin embargo, este nivel permitido no descarta que el sector más sensible de la población pueda desarrollar una alergia cutánea tras la exposición.

Entonces, si las fragancias están entre los ingredientes más irritantes en cosmética, está claro que las pieles sensibles deben mantenerse a kilómetros de distancia de este tipo de sustancias. Pero, ¿ocurre lo mismo con el resto de pieles? Ya sé lo que estás pensando: llevas años utilizando productos con perfume y en ningún momento has notado nada parecido a una reacción negativa. Este tema no va contigo.

Bueno yo no lo tengo tan claro. Te comento: nuestra piel es una auténtica experta en ocultar los pequeños daños que se producen en ella en el día a día. ¿Pero a largo plazo? Me temo que eso ya es otra historia…

Para que lo entiendas aún mejor, un ejemplo similar lo tenemos en el daño que produce la exposición solar. Todos los estudios indican que la radiación solar produce un daño cumulativo (potencialmente mortal) desde el minuto uno en que empezamos a tomar el sol. Sin embargo a la vista la cosa no parece tan grave. Es años después cuando nuestra piel empieza a replicar en forma de manchas o envejecimiento prematuro y en los caso más graves en forma de cáncer.

Permíteme que te diga como lo veo yo. Mi razonamiento es muy sencillo:

  1. A nivel de ingredientes existen opciones sin perfume iguales (y en ocasiones mejores) que productos que sí contienen fragancias.
  2. La mayoría de estos ingredientes no van a producir ningún beneficio real en mi piel y sin embargo han probado ser muy irritantes para pieles sensibles. 
  3. Entonces, ¿por qué usarlos?

Un par de aclaraciones: no es lo mismo un limpiador, que sólo va a estar segundos en la piel y luego vas a aclarar, que una crema de noche que va a permanecer en la piel horas y horas. Por otro lado, si hay un producto con ingredientes activos excelentes, pero su olor es tan desagradable que no lo usas, en ese caso es preferible optar por la opción con fragancia. Cuando elegimos se trata de tomar decisiones inteligentes no de ser extremistas. 

Pero, ¿y qué hay de las fragancias naturales? 

Me temo que al contrario de lo que piensas, los aceites esenciales y otros ingredientes aromáticos naturales, por muy naturales que se apelliden, no se escapan a esta regla y son de hecho de sobra conocidos por ser comúnmente sustancias alérgenas que desencadenan reacciones alérgicas. Sin embargo, es cierto que muchos ingredientes naturales pueden usarse en cosmética para aprovechar sus propiedades beneficiosas para el rostro.

Entonces, ¿sólo tengo que evitar aquellos productos que huelan agradable para evitar esos ingredientes irritantes?

Lamentablemente no es tan fácil ya que algunos ingredientes beneficiosos para la piel y no irritantes tienen un olor agradable de forma natural como el aloe vera o la manteca de karité. Además en ocasiones la fragancia se añade irónicamente para que el producto no tenga ningún olor perceptible si contiene alguna sustancia que no huela agradable.

Por tanto: «sin olor» no es equivalente a «sin fragancia».  De ahí la importancia de aprender a identificar en la etiqueta aquellos ingredientes que debamos evitar.

Existe una lista de 26 sustancias con potencial alérgeno cuya presencia en el cosmético deberán conocer los consumidores si las contienen en concentraciones superiores a 0,001 % en los productos que no necesiten aclarado, y 0,01 % en los que sí:

  • Amyl cinnamal
  • Benzyl alcohol
  • Benzyl benzoate
  • Cinnamyl alcohol
  • Citral
  • Eugenol
  • Hydroxy-citronellal
  • Isoeugenol
  • Amylcin-namyl alcohol
  • Benzyl salicylate
  • Cinnamal
  • Citronellol
  • Coumarin
  • Geraniol
  • Hydroxy-methylpentylcyclohexenecarboxaldehyd
  • Hexyl cinnam-aldehyd
  • Anisyl alcohol
  • Benzyl cinnamate
  • Farnesol
  • 2-(4-tert-Butylbenzyl) propionald-hyd o lilial o butyl phenyl methylpropional

  • Limonene
  • Linalool
  • Methyl heptin carbonate.
  • 3-Methyl-4-(2,6,6-tri-methyl-2-cyclohexen-1-yl)-3-buten-2-one
  • Oak moss and treemoss extract
  • Treemoss extract

Si os decidís finalmente por evitar productos que contengan sustancias aromatizantes que puedan conllevar irritaciones, además de las anteriores podéis buscar en la lista de ingredientes:

• Bergamot oil (Citrus bergamia)
• Cinnamon (Cinnamomum)
• Eucalyptus
• Fragrance/Fragancia*
• Lavender oil (Lavandula angustifolia)
• Lemon (Citrus limon)
• Lime (Citrus aurantifolia o Citrus medica)

• Orange (Citrus sinensis)
• Parfum/Perfume/Aroma*
• Peppermint (Mentha piperita)
• Rose flower extract (Rosa damascena)
• Spearmint (Mentha spicata)
• Tangerine (Citrus tangerine)
• Ylang-ylang oil (Canaga odorata)

*La razón por la que muchas veces puedes leer en una etiqueta la palabra «Fragancia o Perfume sin mayor desglose, es porque las empresas no están obligadas a revelar qué ingredientes utilizan para componer esa fragancia (pueden ser decenas). 

Algunos artículos de este blog contienen enlaces afiliados.

Promociones destacadas

  • Maquillalia: 3×2 en paletas de sombras. Cupón: EYESPROMO (Hasta 15/10)
  • AliExpress: €3 descuento en pedidos de €4 con código: ESQ1NB3 / €5 descuento en pedidos de €10 con código: ESQ1NB5 / €8 descuento en pedidos de €20 con código: ESBEAUTY8 (Hasta 30/10. Sólo nuevos usuarios)
  • Urban Decay: 50% en todos los productos de la colección Prince.
     

¡FELICES DESCUENTOS!

Dejar comentario

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre

Lo más leído de la semana

Artículos Relacionados

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies