Oxibenzona: ¿es este filtro solar peligroso para la salud?

Voy a comenzar esta entrada yendo directa al grano: el principal factor implicado en el desarrollo del cancer de piel es la excesiva exposición a la radiación ultravioleta. ¿Y cuál es una de las formas más efectivas y sencillas de protegerse? El uso correcto del protector solar. Hasta aquí todo claro. Pero, ¿y si te dijera que algunos de los filtros solares dedicados a protegernos están en el punto de mira por ser potencialmente perjudiciales para la salud y nuestro entorno?

La oxibenzona encabeza los principales puestos de la lista de filtros impopulares, acusada de causar reacciones alérgicas, ser un disruptor endocrino o destruir el fondo marino. ¿Estamos entonces en una de esas situaciones donde se considera peor el remedio que la enfermedad? Intentaremos analizar el tema de la forma más neutral posible para que puedas formar tu propia opinión.

¿Qué es la oxibenzona?

Se trata de un filtro solar químico (u orgánico), perteneciente al grupo de las benzofenonas, cuyo uso está ampliamente extendido al proteger de la radiación UVB y UVA corta (280-350nm). Si quieres saber si alguno de tus productos incluye esta sustancia entre sus ingredientes, búscala bajo alguno de estos nombres: oxybenzone, benzophenone, benzophenone-3, BP-3 o methanone.

Al contrario que muchos de sus compañeros (que pierden rápidamente su capacidad de protección una vez expuestos al sol), la oxibenzona es bastante estable. De hecho, suele usarse como fotoestabilizador en otros productos cosméticos para evitar que las fórmulas se degraden ante la presencia de la luz solar.

Relacionado: Introducción a la protección solar: todo lo que deberías saber de las cremas solares (y quizás desconozcas)

¿Puede la oxibenzona causar reacciones alérgicas?

Si alguna vez te has aplicado protector solar y al exponerte al sol has empezado a experimentar picor, rojeces, urticaria o inflamación, puede que las sustancias químicas incluidas en tu crema o spray hayan interaccionado con el sol y te hayan producido lo que se conoce como dermatitis de contacto fotoalérgica.

Según el Instituto Americano de Alergia, Asma e Inmunología, las benzofenonas, y en especial la BP-3, encabezan la lista de los ingredientes incluidos en las cremas solares capaces de crear una reacción fotoalérgica. Junto a él se encuentran los dibenzoilmetanos, los cinamatos y las fragancias añadidas.

¿Significa esto que voy a sufrir una alergia si utilizo una crema solar con oxibenzona?

No necesariamente. Es posible que hasta el día de hoy hayas estado utilizando un cosmético con este ingrediente y nunca hayas sufrido una reacción a él. Sin embargo, debes tener especial cuidado a la hora de elegir una fórmula si tienes la piel sensible, has sufrido problemas de dermatitis de contacto a cosméticos o jabones, o en tu familia se han dado con anterioridad casos de alergia a protectores solares.

El dióxido de titanio y el óxido de zinc son filtros físicos (inorgánicos) que funcionan a la perfección y son considerados seguros en cuanto al potencial irritante. Opta por este tipo de ingredientes para proteger del sol tu piel o la de tu bebe, e intenta también evitar en la medida de lo posible aquellos productos que incluyan fragancias.

Relacionado: Óxido de zinc y dióxido de titanio: analizamos las características de los filtros solares minerales.

¿Es la oxibenzona un disruptor endocrino?

La BP-3 además de tener naturaleza lipofílica posee un tamaño molecular pequeño, lo que conlleva una rápida absorción a través de nuestra piel. Para que te hagas una idea, si aplicas el protector a primera hora de la mañana, es probable que puedas detectar esta sustancia en tu orina a la hora del almuerzo. Esto no tiene por qué constituir un problema, salvo que como protector solar no es eficiente al no permanecer demasiado tiempo en tu piel (una de las razones por las que se combina con otros filtros).

Sin embargo la razón por la que la oxibenzona se considera un ingrediente controvertido es porque podría actuar como disruptor endocrino, es decir, podría alterar el sistema hormonal mimetizando la acción de nuestras propias hormonas o impidiendo la acción normal de las mismas. Esta alteración puede afectar al metabolismo, al crecimiento o incluso a la reproducción.

En la actualidad, el uso en concentraciones específicas de la oxibenzona está ampliamente aprobado, pudiendo encontrase en los protectores solares de Europa, Estados Unidos, Australia o Canadá entre otros. Sin embargo, en los últimos años han visto la luz varios estudios tanto in-vitro como en animales, donde la oxibenzona ha mostrado actividad estrogénica.

¿Por qué no está entonces terminantemente prohibido? Porque por el momento no hay estudios concluyentes en humanos que demuestren que las cantidades que nuestro cuerpo absorbe al aplicar el protector solar, puedan causar efectos adversos en nuestra salud. Además, parece que las cantidades utilizadas en las investigaciones con animales no pueden compararse a las de uso personal.

En uno de los estudios que más suelen citarse para alertar de los efectos negativos de la BP-3, se administró oxybenzona de forma oral a ratas, observándose un crecimiento del útero de un 23%. Sin embargo, años después un grupo de investigadores puso en perspectiva las cantidades de oxibenzona usadas, de forma que para que un humano igualara las cantidades de BP-3 ingeridas por los roedores, debería aplicar protector solar diariamente entre 34 y 277 años, dependiendo de la cantidad usada.

Para ponernos aun más en la duda, un estudio realizado en 2004 que analizaba el efecto estrogénico de la oxibenzona (junto con el octinoxato y el enzacamene), concluyó que los niveles de hormonas reproductivas de los sujetos de la investigación no se vieron alterados (el estudio solo se realizó con adultos, por lo que los resultados podrían ser distintos en niños).

Sea como fuere, tanto la Comisión Europea como la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos, han decidido abordar de forma prioritaria el tema, para tratar de dilucidar si determinadas sustancias (incluida la BP-3), son disruptores endocrinos o no. Estaremos muy pendientes de los resultados.

Algo que sí sabemos es que la oxibenzona y otros filtros UV (provenientes no solo de protectores solares sino de otro tipo cosméticos), pueden detectarse en la leche materna, confirmándose así el paso transdérmico. Por ello, si estás embarazada o en periodo de lactancia, intenta reducir el uso de cosméticos que contengan este tipo de filtros y opta de nuevo por protectores solares minerales (inorgánicos).

¿Está la oxibenzona matando el coral de nuestros océanos?

Palau, Hawai, las Islas Vírgenes o Bonaire han prohibido terminantemente los protectores solares que incluyan entre otros ingredientes oxibenzona. La razón: algunos estudios in-vitro han revelado que esta sustancia puede provocar el blanqueamiento de los corales.

Por si no has oido hablar de este fenómeno, los corales viven en una relación de simbiosis con un protozoo al que deben su coloración. Cuando el coral se estresa puede expulsarlo, adquiriendo entonces un color blanquecino. Si la situación se mantiene en el tiempo puede incluso desaparecer.

Tener noticias de una nueva medida que proteja al medio ambiente es siempre positivo, ¿verdad?. Sin embargo, a pesar de que las investigaciones in-vitro que avalan la anterior teoría, no hay resultados concluyentes en el entorno marino que prueben que el daño a los corales se debe al uso de los protectores solares con estas sustancias.

No es mi espíritu escéptico el que habla (soy de las que piensa que cualquier pequeño esfuerzo que ayude a mejorar la problemática medioambiental merece la pena). Son algunos científicos dedicados al estudio y protección de los arrecifes, los que consideran que la prohibición de dichos protectores solares no conllevará ningún impacto significativo en el estado de los mismos.

Esto se debe a que las principales causas del deterioro tienen que ver con el aumento de la temperatura del agua debido al cambio climático, la pesca no sostenible, las especies invasoras o los vertidos contaminantes (ej. herbicidas) que llegan a la zona de arrecifes destruyéndolos. Así lo indican Carys Mitchelmore (profesor de toxicología acuática en la Universidad de Maryland) o Doug Fenner (autor de numerosos estudios sobre los arrecifes del Caribe, Filipinas, Australia o Samoa). Los mismos investigadores reconocen que no hay datos reales que demuestren mayor daño donde las concentraciones de filtros solares son más altas: el gobierno australiano encontró que las mayoría de las zonas de blanqueamiento se producían donde no había prácticamente interacción humana, y no al contrario.

En el mismo sentido se pronuncia Terry Hughes, director del Centro ARC de Excelencia para los Estudios de los Arrecifes de Coral, quien afirma que si tuviera que incluir en una lista las cosas que dañan el coral, el protector solar estaría en el número 200.

El asunto se vuelve aún más complejo porque muchas publicaciones simplifican el asunto con la siguiente asociación: filtros químicos=contaminantes, filtros físicos=seguros. Sin embargo, en alguno de los estudios in vitro realizados, las nano partículas de óxido de zinc (filtro físico) resultaron ser igual de perjudiciales que algunos de los filtros químicos analizados.

Tema controvertido, ¿verdad?. Mientras algunas personas se alegran de la prohibición de este tipo de productos solares, otras consideran que se trata más bien de una medida de marketing que actúa como cortina de humo, al no abordarse las verdaderas causas que provocan cambio climático. La preocupación de la comunidad médica es aun mayor por el miedo a que se tienda a considerar los protectores solares como graves contaminantes, y descienda su uso.

Por eso, si te preocupa mucho que los filtros (químicos o físicos) de tu crema solar dañen el medio ambiente, recuerda que también existe la posibilidad de utilizar prendas que te protejan de la radiación.

Llegados a este punto, puede que pienses en continuar utilizando tu protector con BP-3 porque te encanta su fórmula, o por el contrario consideres que se trata de una sustancia muy nociva. La oxibenzona está probablemente en los últimos puestos de lo que llamaríamos filtros solares ideales, pero mi consejo es que con ella o no, SIEMPRE te protejas del sol, cuyos efectos nocivos sí que están de sobra demostrados.

¿Qué piensas de la oxibenzona después de leer el artículo? ¿Vas a seguir utilizándola o a partir de ahora vas a optar por protectores solares que no la contengan? Puedes compartir tu opinión con nosotros en la sección de comentarios.

Algunos artículos de este blog contienen enlaces afiliados.

Promociones destacadas

  • Maquillalia: 3×2 sombras de ojos. Código: EYESPROMO (Hasta 02/12).
  • Sephora: 30% en calendarios de adviento: Benefit Cosmetics, Huda Beauty, Sephora y Sephora Accesories.
  • Sephora: 20% para nuevos clientes registrados en Sephora.es Código: WELCOMESEPHORA21 (Hasta 31/12)
  • Aliexpress: Descuentos para nuevos usuarios España:
    5 € DESCUENTO (COMPRA MÍNIMA 10€). Código: ESNEW5

    7 € DESCUENTO (COMPRA MÍNIMA 15€). Código: ESNEW7

    8 € DESCUENTO (COMPRA MINIMA 20€). Código: ESNEW8

¡FELICES DESCUENTOS!

Dejar comentario

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre

Lo más leído de la semana

Artículos Relacionados

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies