Paleta Dreamy 2 de Nabla: reseña, swatches y looks.

Si recordáis, lo último que os enseñé de Nabla era la “Side by Side”, una paleta en tonos neutros que formaba parte de su colección más reciente. En esta entrada me apetecía mostraros algo de la misma casa, pero con tonalidades completamente distintas, por eso he optado por la “Dreamy 2: The mystic palette”.

Como podéis adivinar por el número 2 en el nombre, Nabla ya cuenta con una primera paleta Dreamy. Sin embargo, si echáis un vistazo a la foto de abajo observaréis que salvo el formato y la temática, poco tienen en común.

La Dreamy 2 es una paleta de sombras más intensas. Una mezcla muy atrayente de tonos cálidos y fríos con nada más y nada menos que 5 texturas: Matte, Super Matte, Latex Matte, Metal Foil y la nueva Super Sparkle: un glitter con textura adherente. 

Para encontrar su inspiración, la casa italiana ha buceado en los sueños y misterios que nos llevan a mundos místicos y secretos ocultos. Según Nabla, esta paleta es un talismán atemporal para celebrar el culto a la belleza. Así lo reflejan el exterior y la funda, decoradas con ilustraciones de galaxias y cristales con reflejos holográficos. Este tipo de detalles aportan a los productos de Nabla un valor añadido, ya que los embalajes están muy cuidados.

Evidentemente con la descripción anterior no cabría esperar otra cosa que sombras más oscuras e intensas que en anteriores creaciones: cerezo, burdeos, índigo, amatista o bronce antiguo son algunos de los colores elegidos para formar parte de la Dreamy 2. Estos tonos, que pueden parecer intimidantes en principio, dan lugar a maquillajes elegantísimos. 

Debido a que la paleta en sí es negra, puede llevar a la confusión de que todas las sombras son muy oscuras, pero nada más lejos de la realidad. Para que os hagáis una idea exacta de los colores, aquí tenéis los swatches en el brazo:

Como veis tiene tonos oscuros pero nada que ver con lo que puede parecer a primera vista. De hecho no faltan sombras claras como Pantheon en marfil o Dejà-vu, un mate beige tostado.

Me gustaría volver al tema de la variedad de texturas incluidas en la paleta, ya que en mi opinión son muy acertadas para facilitar el trabajo con cada sombra:

1-.Matte: la textura tradicional en polvo que en este caso Nabla ha dedicado a las sombras más claras.

2-.Super Matte: un poco más enriquecida que la anterior para garantizar así que la sombra New Past, de color cerezo intenso, no parchee.

3-.Latex Matte: si os estáis preguntando en que puede consistir eso de un mate latex, debo decir que tiene cierta similitud con una sombra en crema. Para que os hagáis una idea, esta textura se parece mucho a la textura crema polvo de Nataha Denona. En la Dreamy 2 tenemos dos sombras cremosas: Dionysus y Offline.

4-.Metal Foild: Cinco sombras de la paleta tienen este acabado metalizado. Sin embargo, noto cierta diferencia de unas a otras, por lo que os las comento una a una con más detalle:

De izquierda a derecha: Oniric, Hidden Place, Amacord y Mirabilia.

Amarcord, es una cálida sombra melocotón con reflejos rosa y bronce. Mirabilia tiene un bonito color amatista con reflejos agua y magenta. En tercer lugar tenemos Hidden Place un triocromo con reflejos melocotón, magenta y oliva. Las tres poseen un tacto sedoso y efecto mojado.

Oniric: es un elegante bronce antiguo con reflejos dorados, sin embargo la textura es menos ligera que las anteriores y tiene mayor cobertura. Respecto a Lucid Dream, se trata más bien de un top coat. Una vez aplicado en el párpado la base queda translúcida y sólo permanecen las partículas de brillo en oro y lima.

5-.Super sparkle: Nabla incorporó como novedad dos sombras en glitter con base adherente: REM y Libertine (las he usado en los dos primeros maquillajes que encontraréis al final del post). Ambas son preciosas, pero REM destaca en mi opinión por haber incorporado una base violeta que contrasta con las partículas de glitter azul. He probado ambas con primer y corrector y no he tenido problemas. Debo admitir que no las he usado directamente sobre el párpado sin prebase. Por muy adherente que una marca me diga que es el glitter de su paleta, no quiero arriesgarme a acabar con brillo por todo el rostro.

Respecto al formato de la paleta, está realizado en cartón con cierre magnético y espejo interior. Sus medidas son: 13,5 x 11 x 1,5cm y contiene 12 sombras con un total de 8.6g de producto. Es vegana, cruelty free y su caducidad es de 24 meses.

Tengo que reconocer que con esta paleta he disfrutado mucho más de lo que hubiera pensado a primera vista, ya que la variedad de colores y texturas permite jugar con las sombras. Si tenéis experiencia realizando maquillajes disfrutareis trabajando con los distintos acabados. Si no, es una fantástica paleta para experimentar sin miedo ya que no importa los tonos que elijáis, combinan a la perfección, no hay incongruencias y siempre conseguiréis un maquillaje elegante. 

Si me preguntáis si recomendaría la Dreamy 2, sin duda debo contestar que sí. Ahora bien, no como paleta única, sino para completar vuestra colección. Sus tonos, aunque preciosos, me parecen más para maquillajes de noche que de diario. 

Aquí os dejo alguno de los looks que he realizado con la paleta para que os hagáis una idea de lo que podéis hacer con ella. 

Paleta Nabla Dreamy 2 – The mystic Palette (35.75€) disponible en Maquillalia o Beauty Bay.

Promociones destacadas

  • Maquillalia: 3x2 coloretes, iluminadores y bronceadores. Código: FACEPROMO. Hasta 09/12 13:00h.
  • Feelunique: 3x2 en miles de productos. Hasta 22/12. Hasta 30% en productos seleccionados Hasta 06/12. 

Algunos artículos de este blog contienen enlaces afiliados.

Dejar comentario

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre

Lo más leído de la semana

Artículos Relacionados

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies